Casas

Altas

Centro de Interpretación del Pan

Esta antigua tahona, transformada en el año 2.007 en “Centro de Interpretación del Pan”, sigue manteniendo su función original de lugar de encuentro, de lugar de conocimiento, pese a que las mujeres ya no se acercan por turnos a cocer su pan de forma artesanal, ni se reúnen en animada tertulia alrededor del fuego.
El recorrido evocador por esta exposición va desde la cosecha del trigo, hasta la cocción del pan. Las hogazas, las tortas, los dulces, ya no son reales, pero son eficaces réplicas que nos rememoran una forma de hacer, un tacto, unos sonidos, unos olores y unos sabores entrañables, que viajaron de generación en generación, para alimentar todos sus sueños.
Este obrador es un lugar donde beber de la memoria, de lo originario, y hacer realidad ese viaje hacia el pasado, hacia nosotros mismos, sin apenas percibir el vértigo del tiempo.